Desde hace mucho tiempo pero en los últimos años respaldados por el periodo tan prolongado de crisis, casi todo el mundo se ha visto obligado a recortar o mirar mucho más los gastos que tenemos en nuestra economía familiar e incluso en la economía de nuestras empresas (ya sea propia o como trabajador). Por este motivo, vamos buscando la mejor oferta, el precio más barato, el producto que sea más barato y que en principio nos pueda servir para salir del paso en un momento puntual, pero en muchos casos no prestamos la debida atención cuando compramos productos sin importarnos la procedencia o como se ha producido ese material. En todos los sectores han florecido empresas y producto que bajo la lema de “low cost” nos intenta vender la idea que porque uno paga más caro si puede pagar mucho menos llevándose lo mismo.

Con el recambio de los cuadriciclos pasa exactamente lo mismo, los recambios originales de Ligier y Microcar cumplen todas la exigencias de la homologación europea para la fabricación y distribución de la piezas que necesitan los vehículos, son procesos largos y con unos estándares muy altos para asegurarnos que el recambio que se montan cumplen con las medidas de seguridad exigidas por la unión europea.

Además  de la seguridad (lo más importante), al utilizar piezas originales de Ligier y Microcar estamos alargando la vida de nuestro  vehículo, hay piezas muy sensibles para el funcionamiento más correcto del motor (filtros, aceite, etc…), para una conducción más cómoda (amortiguadores, dirección, etc..),

Todos debemos controlar nuestros gastos pero en lo que concierne a seguridad no debemos escatimar ningún esfuerzo, la vida nuestra y de las que nos rodean pueden estar expuestas a una piezas en mal estado o de mal calidad, todos debemos exigir piezas originales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 3 =