La pasada semana estuve probando diferentes microcoches en el Circuito de Paul Ricard en Francia y  pude hacer diferentes comparativas entre diferentes marcas con configuraciones actuales.

Me llamó poderosamente la atención el DUE DCI dónde la marca Microcar ha hecho dos niveles de modificación, la primera más visual y estética dónde ha modificado el capó y el salpicadero interior haciéndolo más elegante y con un look muy original. Y de otro lado introdujo el DCI en este vehículo y es aquí dónde se convirtió en el auténtico protagonista de la jornada.

Al hacer los diferentes tests de velocidad y curva pude comprobar que sacaba una diferencia de entre 1,5 segundos y 2 segundos respecto  los otros vehículos de otras marcas del mercado haciendo el paso de curva una de sus principales virtudes ya que cuando se acercaba la curva podías ir a una velocidad mucho más alta de entrada y por supuesto de salida sin problema alguno.

Pero no sólo destacó en la velocidad de O a 45 hm/hs sino también en los giros en zic-zac ya que al hacerlos el DUÉ DCI salía de esta situación con mucho más agilidad de lo esperado y si le unes el motor dci con este chasis reforzado el resultado fue demoledor, es por eso que se gana el apodo de: L´Enfant terrible.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − uno =